Con Agustín Ávila compartimos un pedacito de su creativa existencia, ganándose el cariño y la admiración de la familia LITOCEN.  Muy querido por la Gente de Vargas,  siempre seguido y respetado en su ámbito profesional, se destacó por su bohonomía, bondad, desprendimiento y cortesía.  Su destacada carrera como artista plástico, fue reconocida en una de sus obras, engalanando la  portada de nuestra edición impresa, LITOCEN 2010, de muy gratos recuerdos.

Elevamos al cielo su grato recuerdo, pues siempre estás presente en el corazón de la  Gente de Vargas

Artículo publicado por Agustín Ávila en la edición de LITOCEN 2010:

Viento veloz de fuego, formas y colores

      Las artes plásticas – ahora llamadas artes visuales y del espacio – en nuestra región litoralense han tenido gran tradición en la creatividad de consagrados(as) representantes e iniciativas colectivas.

      Mención especial merecen nuestros indígenas, anclados en la bahía desde siglos inmemoriales, antes de la conquista española; quienes desarrollaron todo un sistema de símbolos y de objetos, plasmado en piezas hoy de carácter arqueológico diverso; en donde se evidencian manifiestas intenciones artísticas, de realización objetual y estética, como muestra de ello los petroglifos de Tarmas, Carayaca, Naiguatá y otros lugares de hallazgos importantes.

      Por años en la pintura litoralense se ha hecho manifiesta la predilección hacia las temáticas del paisaje, las fiestas tradicionales, escenas costumbristas, bodegones, naturalezas muertas, escenas de interiorismo doméstico, el retrato, el procerato y las imágenes de la flora y fauna regional y nacional.  Entre algunos de los pinceles más inspirados y virtuosos encontramos a: Víctor y Carmen Millán, Eleuterio Pérez, Nieves Elena de Rivero “mamá Nieves”, Pedro Nolasco Cova, Miguel Ángel Salazar… y los destacados Armando Reverón el Maestro de la Luz y el pintor popular Feliciano Carvallo… entre otros y otras figuras destacados(as) que desarrollaron su obra en este cálido suelo.

      También son importantes el surgimiento de iniciativas en colectivo: el reconocidísimo Grupo Artístico Armando Reverón y la Fundación Mujeres Mujeres en el Arte (aún activas); y otras instituciones que en su momento hicieron efectivas muestras de las praxis artísticas como la Fundación Museo Armando Reverón (dedicado exclusivamente a la vida, obra y temporaneidad del ilustre epónimo), Galería Emilio Boggio, Galería del Teatro Municipal Pedro Elías Gutiérrez y la Casa Guipuzcoana; además, de las más recientes con especial atención hacia las artes visuales como el Ateneo Dr. José María Vargas, el Museo Arqueológico Marapa, la Fundación Arte-Palabra y la Galería de la Red de Arte que han dado apoyo a través de la promoción y difusión de la producción reciente con exposiciones temporales, itinerantes y conmemorativas.  En ese sentido, cabe destacar el trayecto de 38 años de esta publicación LITOCEN, la cual, ha venido realizando lo propio, publicando una obra en cada una de sus portadas.

      Todos estos logros han sido posibles gracias a la participación de los(as) creadores(as) comprometidos(as) con una de las manifestaciones humanas más relevante y sublime, aún cuando no ha existido un espacio físico específico, digno de ser marco, pedestal y referencia para tantas trayectorias y capacidades emergentes en el estado Vargas.

Agustín Ávila – Artista visual / Curador independiente.

Maiquetía, 13 de septiembre de 2009.

ESPECIAL PARA LA REVISTA LITOCEN 2010.

¡Comparte tu opinión con nosotros!

Litocen se reserva el derecho de editar o eliminar contenidos considerados obscenos, que pudieran afectar los derechos humanos, la dignidad personal o ser contrarios a las leyes venezolanas.